Saltar al contenido
todo Covid

¿Existe Tratamiento para la COVID-19? ¿Y una vacuna? 💉

tratamientos antes de que llegue la vacuna coronavirus

tratamientos antes de que llegue la vacuna coronavirus

Como ya hemos comentado AQUÍ  los síntomas pueden variar en los afectados por la enfermedad producida por el coronavirus. Pero en los casos más graves se requiere hospitalización en planta o en Unidades de Cuidados Intensivos. Sin una vacuna ni un tratamiento específico contra esta nueva enfermedad se ha tenido que ir improvisando para sacar adelante a los pacientes más graves.

Os comentamos en este artículo los tratamientos más utilizados y que mejores resultados han dado y todo lo que sabemos sobre la vacuna tan esperada.

Los Tratamientos frente a la COVID-19

Aunque la OMS no se decanta por tratamientos específicos, ha publicado una lista de medicamentos que solos o acompañados pueden reforzar la respuesta inmune frente al SARS-Cov2:

  • En los casos más leves como tos, dolores musculares y demás síntomas de gripes o resfriados, son buenos los anti-inflamatorios como Paracetamol o Ibuprofeno para paliar los síntomas, NO para atacar ni acabar con el virus.
  • En casos más graves, además de utilizar los anti-inflamatorios mencionados anteriormente para paliar los síntomas, se han probado alrededor del Mundo antivirales ya conocidos y que se encuentran ya en el mercado, para intentar atacar al virus, o por lo menos neutralizarlo y que no se multiplique. También se han utilizado para casos muy graves corticosteroides.

Antivirales

Ya en Marzo, China completó la investigación del Favipiravir, un anti viral que ha demostrado una buena eficacia clínica frente a esta enfermedad según ha señalado en rueda de prensa Zhang Xinmin, director del Centro Nacional de Desarrollo de Biotecnología de China bajo el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Según un estudio publicado en la revista británica The Lancet en uno de los hospitales de Wuhan se probó en 41 pacientes la combinación de dos antivirales como son ritonavir y lopinavir. Esta combinación también se usa frente al VIH y “mostró beneficios clínicos sustanciales” en su uso contra el SARS en 2003, otra pandemia producida por un coronavirus.  Unos meses más tarde, la OMS interrumpe los grupos de tratamiento de la COVID-19 con la combinación de este par de antivirales. También lo hace con la hidroxicloroquina, famoso fármaco promocionado gracias a su uso por parte de Donald Trump y Bolsonaro, entre otros.

“De acuerdo con estos resultados provisionales, ni la hidroxicloroquina y la combinación lopinavir/ritonavir reducen la mortalidad en  los enfermos de COVID-19 hospitalizados o dan lugar a una disminución muy leve. Por consiguiente, los investigadores del ensayo Solidaridad interrumpirán de inmediato estos tratamientos.”

Toda la información de esta noticia la tenéis en este artículo de la propia OMS.

tratamientos efecticos covid19
Faripiravir, el anti-viral que ha demostrado eficacia contra la COVID-19

Corticosteroides

La dexametasona es un tipo de medicamento antiinflamatorio que se está estudiando para tratar o prevenir disfunción orgánica y lesiones pulmonares debidas a inflamación. Un estudio reciente halló que reducía las muertes en las personas que están en respirador en un 30% y en las personas que necesitan oxígeno complementario en un 20%. Los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos han recomendado esta medicación para las personas hospitalizadas con la COVID-19 que están usando respiradores mecánicos o necesitan oxígeno complementario. Otros corticosteroides, como la prednisona, la metilprednisolona, o la hidrocortisona pueden usarse en caso de no haber dexametasona. Pero todavía no se conoce su efectividad. La dexametasona y otros corticosteroides pueden causar daño si se usan para infecciones menos graves.

Inmunoterapia

Se está investigando una posible y esperada inmunoterapia usando plasma de personas convalecientes de la enfermedad. Este plasma proviene de personas que ya hayan pasado la enfermedad COVID-19 y se usaría para tratar a personas gravemente afectadas por esta enfermedad.

Otros medicamentos

La hidroxicloroquina y la cloroquina son medicamentos que se utilizan para hacer frente a la malaria y se han utilizado frente a la COVID-19 en situaciones de emergencia. Primero la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) autorizó su uso pero tiempo después revocó esa autorización cuando los análisis de datos demostraron que era muy poco probables que fueran efectivos. Además, causan graves problemas cardíacos.

Se está investigando en busca de un medicamento que ayuda a prevenir la COVID-19 antes y después de la exposición al nuevo coronavirus SARS-Cov2, iremos informando con todas las novedades, pero por ahora no se ha encontrado nada.

Resaltar que nosotros solo informamos.Todos estos medicamentos están expuestos a pruebas para medir su eficacia, no debes automedicarte solo porque has oído que son prometedores. Nadie mejor que vuestro médico para recetaros lo que necesitéis, en caso de COVID-19 o de cualquier otra enfermedad.


La Ansiada Vacuna frente al Coronavirus

En China llevan trabajando desde el minuto 1 para buscar una vacuna contra la COVID-19 y gracias a ello, podremos tener una vacuna en meses, y no en años como con otras enfermedades como la Gripe H1N1, el Ébola o el Virus del Zika.  Y es que los investigadores chinos han difundido el código genético del virus muy pronto, pudiendo con ello, buscar el origen del virus y posibles mutaciones posteriores, protegiendo con la vacuna a la población de futuros Coronavirus más fuertes.

todo sobre la vacuna rusa

El Martes 11 de agosto de 2020, Vladimir Putin anuncia que una vacuna rusa está en camino. Denominada Gam-COVID-Vac o Sputnik V (haciendo honor al primer satélite soviético) esta vacuna rusa ha pillado por sorpresa en todo el mundo, ya que no estaba por la carrera entre las vacunas más desarrolladas por el momento en el Mundo.

Por ello, la propia OMS afirma que su eficacia debe ser comprobada ya que “Acelerar los procesos no debe significar poner en compromiso la seguridad” señaló en rueda de prensa el portavoz de la OMS Tarik Jasarevic. También ha dicho que están en contacto con las autoridades de todos los países para analizar los avances de las vacunas, incluida la rusa.

Se trata de una vacuna que emplea como vector viral el adenovirus humano tipo 26 y tipo 5 (virus del resfriado común) a los que se le ha agregado el gen de la proteína S del SARS CoV-2. Esta es la zona empleada por el coronavirus para ingresar en la célula a infectar y es el objetivo al que se dirigen muchas de las vacunas en las que se trabaja en la actualidad.

¿Por qué es tan dudosa la vacuna rusa?

Porque ha sido desarrollada demasiado rápido. Las vacunas no son algo que investigas, diseñas y voilá, vacuna para todo el mundo. Las vacunas, todas ellas, tienen que pasar por ciertas fases de un periodo determinado, para determinar su calidad y seguridad (saber si funcionan y que no provoquen daños en las personas ni otros síntomas).

Estas 3 fases son:

  • La Fase Preclínica, donde se prueba su tolerancia y eficacia en animales.
  • Fase 1, se prueba en personas, un grupo no mayor a 100 personas para evaluar seguridad y posibles efectos adversos.
  • Fase 2 donde entran más personas (500 como mucho) para seguir probando su eficacia.
  • Fase 3 a la que se incorporan muchos más participantes (miles), en la que se hacen diversas pruebas, incluso la de una comparación con placebo.

La Sputnik V ha sido desarrollada en la más estricta confidencialidad para que no se filtrara nada a la prensa, que no la tenía como una de las vacunas más desarrolladas y que ya estaban haciendo ensayos clínicos en personas. Entre ellas estaban:

  • Sinovac Biotech (China), anunciaron el inicio de la Fase 3 en Brasil. Esta vacuna está basada en partículas inactivadas de covid-19.
  • ChAdOx1 nCoV-19 de la Universidad de Oxford (Reino Unido). La vacuna fue creada a partir de un virus genéticamente modificado que causa resfriado común en chimpancés.
  • mRNA1273 de Laboratorios Moderna (Estados Unidos). Fue la primera empresa en probar una vacuna experimental en humanos. La vacuna es un pequeño fragmento del código genético del coronavirus que se inyecta en el paciente.