Saltar al contenido
todo Covid

Innovaciones para hacer frente al Coronavirus 🌟🤖

inteligencia artificial coronavirus

Durante los primeros meses de pandemia, ante la rapidez de propagación del coronavirus, mucha gente tuvo que innovar para poder protegerse frente al virus, debido al agotamiento de stock de mascarillas y equipos de protección.

Más tarde, muchos negocios han tenido que reinventarse para salir adelante a pesar de las medidas restrictivas para frenar el virus.

Ahora veremos las investigaciones más importantes que se están llevando a cabo en el ámbito científico para darnos tiempo hasta que llegue la esperada vacuna.

 

Inteligencia Artificial 🤖

La técnica PCR sirve para obtener muchas copias de un fragmento de ADN, lo que hace más fácil el análisis de una muestra de bacterias o virus. Es un proceso complejo y requiere mucho tiempo hasta dar resultados fiables. Pero usando robots con Inteligencia Artificial, el tiempo necesario sería solo una cuarta parte y se conseguirían realizar hasta 80.000 pruebas diarias.

El uso de inteligencia artificial en el proceso de replicación con PCR permite predecir algunas de las interacciones que delatan al virus, y reducir el número de pasos necesarios, y por tanto el tiempo del test.

Por ello el Gobierno Español ha adquirido 4 robots para esta tarea y así pretende solucionar el problema del infradiagnóstico y disminuir la exposición de los profesionales sanitarios al virus, y dejarles mayor tiempo para ocuparse de los pacientes.

España no será el primer país en usar inteligencia artificial para luchar contra la infección. En Corea, la compañía Seegene desarrolló un sistema de test acelerado empleando estas técnicas predictivas, lo que ayudó a diagnosticar más rápidamente a los enfermos.


Por otro lado, la inteligencia artificial también ha ayudado en otros ámbitos, por ejemplo en hospitales, restaurantes y hoteles. La empresa Keenon Robotics fabrica dos tipos de robots, de entrega y de desinfección, los cuales cuestan 12.700€ y 40.000€ respectivamente.

En China, país de origen de estos robots, ya se están utilizando en más de 200 hospitales y en 170 hoteles y restaurantes. Entraron en la rutina de la gente y ahora son imprescindibles en estos lugares, donde facilitan la vida y el trabajo. Las solicitudes no paran de llegar a la empresa, 1.000 a Corea del Sur, y muy pronto llegarán a Europa (ya lo están haciendo en fases piloto), y España no será menos.

Podemos ver como funcionan en este vídeo:

 

Técnica Espectroscópica NIRS 🖥️

La Universidad Rey Juan Carlos está empleando la técnica de espectroscopía del infrarrojo cercano,  una técnica muy rápida (menos de un minuto para dar resultados) y sencilla de usar.

Esta técnica no requiere tratamientos previos ni uso de reactivos, no destruye las muestras, no es tóxico ni peligroso y con solo un equipo se pueden realizar cientos de análisis diarios. Por ello también abarata los costes de otras técnicas, ahorrando tiempo y dinero, siendo lo primero muy importante en esta pandemia.

La técnica NIRS es un método óptico de diagnóstico no invasivo que se basa en registrar la absorción o la reflectancia de una muestra sobre la que incide un haz de luz con una longitud de onda del rango del infrarrojo.

El grupo de investigación está en estos momentos estudiando la técnica ensayando con muestras de varios cientos de pacientes infectados y no infectados y califican los resultados dados hasta ahora prometedores.

Esta técnica espectroscópica podría empezar a aplicarse estas semanas, proporcionando a los sanitarios una herramienta de diagnóstico de la enfermedad a partir de una muestra no invasiva tomada de la nariz o boca y complementando los análisis realizados con otras técnicas.

 

Test de Coronavirus en Alcantarillas

Estudios recientes han demostrado que es posible aislar el virus SARS-CoV-2 a partir de las heces y la orina de personas infectadas, y que por lo general el virus puede sobrevivir fuera del cuerpo humano durante varios días en un entorno adecuado.

Por ello, investigadores de la Universidad inglesa de Cranfield trabajan en una nueva prueba para detectar el SARS-CoV-2 en las aguas residuales de las poblaciones infectadas por el nuevo virus.

Este enfoque epidemiológico basado en las aguas residuales puede proporcionar una forma eficaz y rápida de pronosticar la propagación del nuevo coronavirus por medio de biomarcadores en las heces y la orina de los portadores de la enfermedad COVID-19 que acaban la red de saneamiento.

Pueden utilizarse kits de análisis rápidos que utilizan papel reactivo para uso in situ en las plantas depuradoras, con objeto de determinar si hay portadores de la COVID-19 en la localidad o en determinados barrios de una ciudad. Además, estos kits que ya están diseñados y en producción, no cuestan más de 2€.

Esto proporcionaría datos para poder restringir la movilidad en zonas concretas y evitar que el virus se mueva, haciendo una especie de cribado, pero en los desagües.

Podéis leer el artículo original en SmartWater.

Otro sistema para el control del Coronavirus son los estudios de Seroprevalencia, donde se mide la cantidad de población que ha pasado el virus y ha generado anticuerpos contra él. Aunque aún se está investigando si esos anticuerpos son temporales.